Info

La confirmación se recibe en el momento de la reserva, excepto reservas hechas para el día sigiuente. En este caso la confirmación se recibirá lo antes posible, según la disponibilidad.

Clima

Las condiciones metereológicas no afectan las salidas del tour, por favor llevar ropa adecuada.

Nota

Los clientes son los únicos responsables de su salud, no podemos garantizar alimentos con necesidades dietéticas especiales.

Aprende como preparar pasta en auténtico estilo romano, comida frita y de temporada y el postre de la abuela en un confortable restaurante en el barrio judío, en el centro de la ciudad. ¡Una clase de cocina es algo que tiene que hacerse en Roma! Tome un descanso de la visita por la ciudad y encuentre personas del lugar, aprende como cocinar una cena típica romana de cero.Su guía le espera en Piazza Mattei, en el corazón del «ghetto ebraico». No se preocupe de la palabra «ghetto», nos encontramos en una de las zonas más tranquilas y preciosas de Roma, llena de restaurantes y con mucha historia. Aunque el barrio judío no existe oficialmente desde hace mucho tiempo, sigue llevando el antiguo nombre y es el núcleo de la comunidad judía en la capital, la más vieja de Italia. La sinagoga de 1900 se encuentra en la zona, así como los varios restaurantes y tiendas donde encontrar comida kosher, romana y romano-judía. Hoy en día, a parte del triste pasado, el barrio judío es uno de los lugares más bonitos de Roma que merece la pena visitar por su estilo. La cocinera del restaurante, Paola, os espera para desvelar secretos y recetas. Esta es una clase práctica, pero si quiere puede relajarse y mirar paladeando un vaso de vino. Aprende como preparar pasta casera de la nada, limpiar y preparar tempura de verduras, crear simples pero ricos postres que las abuelas romanas preparar para sus nietos. Todo esto junto a la historia y leyendas del barrio judío, a su comida única y diferente. Alimentos de temporada son un must en Roma y por esto en invierno va a aprender como pelar alcachofas para cocinarlos segàun el estilo judío, una de las recetas más importantes de la cocina romana.En verano se aprende como preparar flores de calabacín u otra verdura fresca útil para cocinar el «fritto romano». Al final probará las deliciosas «ciambelline al vino», rosquillas crujientes hechas con solo cuatro simples ingredientes. La clase dura 3 horas aproximadamente en un cuarto de un edificio histórico del centro de la ciudad. Todos pueden participar, los veganos y los niños son los bienvenidos. No apropiado para celíacos. Si solicitado, puede no usarse alcohol.

Inclusiones

  • Almuerzo: pasta fresca y casera, plato principal de temporada, postre especial típico de Roma.
  • Bebidas: vino italiano y agua.
  • Equipamiento: toda la cocina y equipo necesario para la clase.
  • Snacks: focaccia romana y vino.

Exclusiones

  • Compras personales
  • Comida no incluida en el programa
  • Ida y vuelta al hotel