Aceite de oliva virgen extra: el sabor del Mediterráneo

La experiencia de degustación de aceite de oliva virgen extra

Un fragrante toque de aceite de oliva en tu plato, un gesto ancestral relacionado con la historia familiar.
El hilo dorado que une la historia de cada familia italiana a la tradicción milenaria, un patrimonio cultural, gastronómico y afectivo que queremos preservar y recuperar.

¿El aceite es condimento o alimento? El aceite de calidad desempeña un papel muy importante para que el plato tenga buen éxito, no importa si en casa o en un restaurante.

En la dieta mediterránea, científicamente considerada una de las mejores elecciones del sistema nutricional, y declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, el aceite de oliva ocupa una posición preeminente. 

La decisión de sustituir otras grasas es totalmente personal y también coincide con el gusto y la tradicción culinaria del territorio, siempre que se hable de calidad en ambos casos.

¿Cómo juzgar la calidad del aceite?

La mezcla de variedad, territorio, madurez, clima y técnicas de cosecha y extracción.

¿La calidad del aceite se puede medir? Hay parámetros químicos medibles y métodos de evaluación de la calidad. El análisis químico se define a través de los componentes de acidez, polifenoles y peróxidos. El control de la genuinidad se basa en notar la presencia de compuestos atípicos en la producción de aceite de oliva virgen extra, como por ejemplo productos que se usan para la extracción.

Lee la etiqueta: el aceite de oliva virgen extra se extrae, no se produce.

Para extraerlo se necesitan maquinarias mecánicas y artesanales. Es importante centrarse en el origen de las aceitunas y en el intervalo de tiempo entre cosecha y el prensado. Resulta evidente que menor es el tiempo, mejor el resultado, por eso nos gusta elegir productores que se encargan de eso también.

Las grandes empresas, las multinacionales que comercializan el producto con campañas publicitarias masivas, solo son empresas de embotellamiento, ni productores ni agricultores, que a menudo compran aceitunas de países diferentes de la cuenca del Mediterráneo, mezclándolas para conseguir un producto final homogéneo de distribución.

Los molinos artesanales están obligados a certificar todas las etapas de producción del aceite, de los métodos de prensado, extracción, embotellamiento. El producto artesanal, entonces, ofrece más garantías de protección para el consumidor.

Maridaje de aceite de oliva y comida

Quizás no consideramos la posibilidad de emparejar comida y aceite, como en casa tenemos solo un tipo que usamos por toda receta. Elegir lo correcto puede marcar la diferencia en el sabor final de tu plato. El aceite de oliva virgen extra ofrece muchas sensaciones gustativas, un buen maridaje hace que resalte la receta.

Escríbenos o pide por una degustación. ¡Disfruta de productos de calidad!

ORGULLO DE LA COMIDA ROMANA: CONCIA DI ZUCCHINE

La Concia di zucchine, calabacines en vinagre, de no confundirse con calabacines marinados, es una antigua receta de la cocina judía-romana.
Rigurosamente preparada con calabacines romanos, es un excelente guarnición o entremés que tiene sus orígenes en la comunidad judía en el corazón del barrio judío de la capital. La receta sigue las reglas rígidas de la religión judía y es muy apreciada por los que comen, pero también por los que no comen, la comida kosher.
La gastrónoma italiana Ada Boni, en su recetario de cocina romana, suele llamarlos calabacines marinados y es verdad que sí, tienen algo en común, pero son distintos los dos métodos de preparacción.
La concia empieza con freír calabacines, mientras que los calabacines marinados se tienen que cocinar en una sartén, y luego se ponen en un recipiente condimentado con aceite, vinagre, ajo, menta y perejil picado finemente y se deja reposar  unas dos horas.
En los calabacines en vinagre, en cambio, hay que dejar los calabacines, debidamente condimentados, para que se marinen en vinagre al menos durante 24 horas antes de comerlos.
El verano es la estación en la que los calabacines romanos son espontáneos, frescos y riquísimos: la mejor temporada para probar este plato.

Preparacción

Pelar los calabacines, lavarlos y cortarlos oblicuamente en rodajas espesas 1,5 cm.
Poner los calabacines en un colador, espolvorear con sal y dejarlos así unas dos horas.
Después exprimirlos para quitar la sal que sobra y freírlos, pocos a la vez, en abundante aceite de cacahuete or aceite de oliva virgen extra hasta que estén homogéneamente dorados. Ponerlos poco a poco en papel secante.
Disponerlos en capas en un recipiente espolvoreando, en cada capa, dentes de ajo, albahaca fresca, hojas de menta y perejil picado.
Verter en una cacerola el vinagre necesario para cubrir todos los calabacines, añadir una pizca de sal y una de pimienta; llevar a ebullición y verter el vinagre caliente sobre los calabacines.
Cubrir, poner el recipiente en el frigorífico y dejar los calabacines coger sabor durante un día antes de comerlos.

Notas: si no te gusta demasiado el sabor ácre y fuerte del ajo, puedes ponerlo solo en una de las capas de calabacines.
Una alternativa al picante de la pimienta es pimienta negra recién molida.

¡Buen provecho!

Orgullo de la comida romana: pizza bianca prosciutto y fichi

Las 11.00 en punto, horario perfecto si quieres gustar algo súper local. Tal vez no lo sabes, pero las 11.00 representan la hora límite para beber cappuccino en Roma.
Bienvenido sea el momento de comer algo salado con una magnífica combinación de alimentos que despertarán tus papilas gustativas: Pizza Jamón e Higos.
Combinar la carne de cerdo y la fruta siempre ha sido muy de tendencia en Roma desde los tiempos más antiguos y, desde el punto de vista del paladar,  esto es genial porque el sabor salado del jamón chocará agradablemente con la dulzura de los higos.

¡Disfruta del tentempié más antiguo del mundo y relájate!

¿Quieres saber dónde comprarla? Contáctanos
¡Saludos!

LOS MEJORES LUGARES DONDE COMER CARBONARA

¿Cómo preparas Pasta a la Carbonara?

Pasta a la Carbonara no es solo una de los más ricos y antiguos primeros platos de la cocina romana, sino es el más buscado en las aplicaciones de comida a domicilio. Agradecida e imitada en todas partes del mundo, sus orígenes parecen remontarse al posguerra de la Segunda Guerra Mundial. Algunos afirman que la receta ha coincidido con la llegada de los soldados ámericanos que llevaron a los romanos huevos y bacon en polvo. En cambio, el famoso gastrónomo italiano Luigi Carnacina sostenía que la carbonara la preparaban los leñadores durante sus momentos de descanso.

Existen muchas versiones de este plato típico, con las variaciones más dispares: champiñones, avocado, pollo, gambas y mucho más.

La receta tradicional, sin embargo, requiere el guanciale (carrillo del cerdo), huevos, queso Parmigiano Reggiano, queso Pecorino Romano y pimienta negra.

Dónde comer las más ricas:

EGGS ROMA

Chef Barbara Agosti ofrece un menú enteramente dedicado a la Carbonara. Todos los ingredientes y huevos son cien por cien orgánicos y de muy buena calidad.

Amarillo, verde, violeta y negro son algunos de los matices obtenidos usando ingredientes diferentes incluso hebras de azafrán, alcachofas crujientes, patatas violetas y trufas. Igual, se puede pedir una Carbonara “a modo tuo”, como tú quieras, eligiendo el tipo de pasta y huevos que prefieres.

Via Natale del Grande, 52

ROSCIOLI

Ingredientes de primera calidad. El Chef sirve una Carbonara cuya excelencia tiene que agradecer sus productos: huevos orgánicos, guanciale y el queso Pecorino Romano producido por pequeños productores artesanos.

Via dei Giubbonari, 21/22

Luciano – Cucina italiana

Luciano Monosilio es joven, pero ya figura entre los maestros de Carbonara. Lo que destaca en su receta es la cremosidad.

Piazza del Teatro di Pompeo, 18

L’Arcangelo

Arcangelo Dandini es un Super-Chef; una de las cosas que sobresale en su Carbonara es la falta de pimienta.

Via Giuseppe Gioachino Belli, 59

Pipero

Un perfecto y espumoso equilibrio entre huevos, pimienta negra y guanciale crean una Carbonara difícil de olvidar.  Expertos en preparla cremosa.

Corso Vittorio Emanuele II, 250

¡Disfruta!! Y si el plato te ha conquistado, puedes encontrar la receta original al siguiente ENLACE https://www.gourmetaly.com/boast-roman-food-pasta-alla-carbonara/ o aún mejor, ¡participa a nuestra clase para aprender los secretos y preparar una Carbonara perfecta en tu casa!

DE EUROPA DEL ESTE A MEDIO ORIENTE Y NUEVA YORK, PASTRAMI HA CONQUISTADO ROMA

¿Sabías qué el pastrami ya no es únicamente el símbolo de la comida callejera de Nueva York, ya que ha conseguido llegar a Roma?

Hecho de carne de cerdo, ternera o cordero, tú eliges. Pastrami es la última tendencia culinaria entre sus aficionados, carnívoros y curiosos. Se ha convertido en el emblema de la comida callejera de Nueva York gracias a la famosa película “Cuando Harry encontró a Sally”, en particular el momento en que Meg Ryan y Billy Crystal comen el sándwich de pastrami en el Katz’s Delicatessen de la ciudad.

Desde entonces se ha difundido a nivel global, incluso se puede degustar en muchos lugares de la capital romana. Su historia viene de muy atrás. En un principio viene de la cocina rumana, a lo largo de los siglos se han producido cambios debidos a influencias culinarias de Grecia, Turquía y Medio Oriente. La receta ha pasado de Rumanía a Israel hasta llegar a Estados Unidos, después de haber sido exportada por migrantes judíos rumanos a principios del siglo XX.

Debido al toque de los maestros de la gastronomía moderna, ¡hoy en día se ha también convertido en un plato gourmet! 

 Dónde pedir los mejores Pastramis en Roma:

BAR DEL CAPPUCCINO

Entrada al barrio judío, servido con carne Kosher.

VIA ARENULA, 50

SO GOOD

Popular por sus Bagels, inclusa la opción con el Pastrami.

VIALE AVENTINO, 87

MAMMO’ STREET FOOD

Ofrece muchas propuestas Gourmet ítalo-estadounidense

VIA BENEDETTA, 1

FONZIE THE BURGER HOUSE

Servido con carne Kosher

VIA S. MARIA DEL PIANTO, 13

¡Bienvenidos en Roma! Nuestros paseos y clases de cocina son lo mejor por los que buscan nuevas experiencias gastronómicas